¡Qué belleza de Asentamiento humano!

Estamos en la etapa final del pintado de las casas en el AA.HH. Zapico Ramos. Como pueden ver el asentamiento desprende belleza tanto por el orden, como como el pintado de las casas. En un tiempo record hemos realizado este proyecto que lleva de nombre “pinto mi casa, pinto mi barrio” y en el que todos, beneficiarios y el equipo del maestro pintor, han arrimado el hombro para que la obra se haga bien y con rapidez.

Observamos como bastante gente de la ciudad de Contamana u otros visitan el asentamiento, quedando admirados por lo que sus ojos ven. ¡Ojalá pudiera ser un modelo tanto para los barrios como para los caseríos! ¡Ojalá despertara un mayor interés en todos por cuidar el medio ambiente, limpiar las casas y las calles de forma que podamos vivir más a tono con la naturaleza y más saludablemente!

Pudimos comprobar en el taller de formación que los beneficiaros son conscientes de todo ello, pero falta una política de ayudar a que los mismos barrios o asentamientos se organicen y trabajen para vivir con armonía, paz y salud tanto física, mental como espiritual.
Enviamos unas fotos para que ustedes “amigos de la misión franciscana” puedan participar de lo que estamos viendo y viviendo, agradecemos si sincera y generosa colaboración.

GRACIAS DE TODO CORAZÓN…USTED HA HECHO POSIBLE LO QUE SUS OJOS PUEDEN VER.

Taller formativo en la AA.HH. ZAPICO RAMOS

El domingo, día cuatro de agosto, de 9,30 a 11,30, hemos tenido el taller formativo en el AA.HH. Zapico Ramos. El taller se ha realizado en una de las aulas del colegio de primaria que se está construyendo. Han participado la mayoría de beneficiarios, podemos estar satisfechos de la participación y colaboración en el taller.

El presidente dio la bienvenida y agradeció la asistencia de los beneficiarios. El hermano José Luis recordó que uno de los objetivos del proyecto “pinto mi casa, pinto mi barrio” ha sido reavivar el espíritu con el que se construyó este asentamiento, con el trabajo y con la colaboración de entidades y el esfuerzo de los beneficiarios: Es bueno recordar que una de las calles de este asentamiento se llama “todos unidos”. También felicitó por la buena organización y coordinación de equipos de trabajo para la limpieza y lijado de las casas. Luego, se dio paso al maestro pintor, el Sr. Román, quien dijo que en un tiempo record se han pintado las casas, gracias al buen trabajo de los beneficiarios. Señaló la calidad de los productos utilizados y también señaló un trabajo a realizar, cada seis meses, para la el mantenimiento y conservación de la madera y pintado que consiste en limpiar con un trapo húmedo la madera pintada para eliminar los hongos que se puedan hacer por la tierra incrustada en la madera. Todos agradecieron el buen trabajo del Sr. Román y sus excelentes consejos para el mantenimiento de las paredes de las casas.

A continuación, el hermano José Luis, expuso el tema de la familia de forma plástica y activa. Se repartieron unas hojas con el canto de la familia, canción conocida por otros talleres realizados y después de cantarla, construimos de forma simbólica una casa como base el amor; como pilares, el respeto, la verdad, la justicia la colaboración y la paz; y, como techo, Dios. Los beneficiaros participaron indicando el significado concreto de cada uno de estos valores.

La segunda parte del taller, la desarrolló Darwin, coordinador del grupo de voluntarios samaritanos, con el tema de la buena vecindad. Recordó que no vivimos solos y aislados, sino que juntos construimos nuestro asentamiento. Realizó la dinámica del gusanito y de forma plástica, se dieron cuenta que la clave para llegar a la meta está en caminar juntos y no separarse del compañero o del vecino. Luego, dividió a los participantes en grupos, se repartieron papelotes y plumones para escribir debilidades y fortalezas que ven en el asentamiento. En la puesta en común esto fue lo que expusieron:

Debilidades:

  • Chismes
  • Llevarse mal con el vecino
  • Botar basura en las calles
  • Falta de agua limpia
  • Falta de colaboración en las obras comunales
  • Falta de participación en las asambleas

Fortalezas:

  • El enclave natural en el que está construido el AA.HH.
  • Ordenado el AA.HH.
  • Viviendas seguras y dignas
  • Pintado de las casas embellece el AA.HH.
  • Capilla
  • Pronto gozaremos de una escuela y jardín nuevos
  • Autoridades responsables
  • Buenos vecinos que buscan la armonía
  • Comedor popular (infraestructura)

Darwin hizo algunas precisiones sobre lo expuesto, indicando que tanto las debilidades como las fortalezas son un buen material para ser tenido en cuenta en sus asambleas y para hacer del asentamiento un referente para los demás, tanto su enclave natural y respeto al medio ambiente, orden en las casas, limpieza y armonía ciudadana.

Finalmente, el presidente del AA.HH. el Sr. Axel agradeció en nombre de todos el taller realizado, alentando a poner en práctica todo lo que se había propuesto para mejorar el asentamiento a partir de familias educando en valores como los que se habían expuesto.

Terminamos el taller cantando la canción de la familia.

Cena solidaria 27/julio/2017 – “Cuando lo hicieron con uno de estos más pequeños, lo hicieron conmigo”

Esta “cena solidaria” organizada por el grupo de voluntarios samaritanos de nuestra parroquia tiene como finalidad “despertar la solidaridad compasiva, dar a conocer lo que hace el grupo de voluntarios samaritanos, recaudar fondos y pasar juntos un rato agradable teniendo como protagonista la caridad para con nuestros hermanos más necesitados”

La “cena solidaria” lleva un trabajo de preparación y disposición de mesas, sillas, decoración del espacio, preparación de alimentos, regalos para la rifa gratuita que se realiza en la cena, venta de tickets, buscas a artistas para que participen gratuitamente en la cena y más detalles. Mucha es la gente que ha colaborado en el éxito de esta noche de solidaridad: las mujeres y los jóvenes de los talleres luz de esperanza, jóvenes que han participado en la preparación, profesores del Cebe San Francisco, artistas que han colaborado y el grupo de voluntarios samaritanos y la gente que han participado en esta noche. Cada uno y todos hemos arrimado el hombro para que sea una noche solidaria en la que estamos llamados a trabajar por un mundo más humano, igualitario y fraterno.

¿Cómo transcurrió la programación de la noche?

El equipo de cocina desde bien temprano estuvo ahí preparando la rica y sabrosa cena: pollo al horno, arroz tres delicias y yuca.

Dos voluntarias samaritanas fueron recibiendo a los participantes en la cena, dándoles la bienvenida y poniendo la solapera.

Los servidores de mesas fueron sentando a los comensales en las distintas mesas. Cada servidor de mesas conocía las mesas en las que debía servir.

Una vez los participantes estaban sentados en la mesa, iniciamos la programación de la noche. Los presentadores dieron la bienvenida a todos dando paso a un video en el que se explicaba quien eran los samaritanos, qué hacían, qué proyectos llevan, qué actividades se realizan para recabar fondos y cuáles son nuestros aliados estratégicos. Finalizó esta presentación con muchas imágenes con un gran aplauso por parte de todos.

Luego, se entregaron las “constancias de vivienda” a ocho beneficiarios de distintos barrios de la ciudad, dos beneficiaros en nombre de todos dieron las gracias por la vivienda segura, saludable y digna. Sus palabras y sus lágrimas de emoción contagiaron a los que estaban presentes en la cena.

La cena comenzó a servirse de forma ordenada y rápida. Mientras se cenaba, los presentadores fueron animando con comentarios y anécdotas graciosas; actuaron un grupo de jóvenes con dos bailes muy bien armonizados contra la violencia de género y la necesidad de un nuevo orden de paz en las relaciones. Un joven de la marina de guerra interpretó varias melodías acompañado por un profesor conocido por todos, el padre de un niño de la escuela especial tocó la trompeta (una interpretación muy buena y aplaudida por la asamblea) y entre actuación y actuación se rifaron de forma gratuita “regalos” elaborados en los talleres de costura, manualidades, bordados y pintura.

Otras actuaciones que alegraron la noche fue el baile de saya por voluntarios samaritanos y el baile marinera por un niño especial acompañado por una profesora, momento muy emotivo que despertó un gran entusiasmo por todos, valorando el esfuerzo que se hace en la Escuela Especial San Francisco.

La noche la finalizamos con el canto “Yo quiero ser el Buen Samaritano” cantando e interpretado por todos los voluntarios samaritanos y finalmente por todos los participantes en la cena solidaria: “todos somos samaritanos y queremos ser como el Buen Samaritano para construir un mundo más humano, en el que para ello hay que mirar, acercar, sentir, acoger, unir manos y construir juntos la hermandad”.

La gente se fue retirando y nos quedamos un buen número de jóvenes y no tan jóvenes a retirar mesas, sillas, barrer y dejarlo todo en su sitio. La noche era fresca, cansados y llenos de satisfacción nos marchamos cada uno a nuestra casa, agradecidos por tanta generosidad que ha hecho posible la realización de “la cena solidaria”.

Nos queda una noche llena de rostros: los que se sentaron en las mesas, los que sirvieron las mesas, los que estaban detrás preparando a todo detalle la comida, los vendedores de gaseosas, los artistas que nos dieron a conocer sus talentos y tanta gente que nos brindó su apoyo. También los rostros de los beneficiarios que recibieron su acta de entrega de vivienda, ellos representaron a tanta y tanta gente necesitada que vive en nuestros pueblos. ¡Ojalá nos sirviera para hacer un mundo más solidario, justo y fraterno! ¡Dios lo quiere y nosotros también! ¡MANOS A LA OBRA!.

Pinto mi casa, pinto mi barrio – Estado del proyecto


“Pinto mi casa, pinto mi barrio” es en nombre del proyecto que estamos realizando en el barrio “Faustino Zapico Ramos”, gracias a la Asociación Amigos de la misión. Hemos seguido los siguientes pasos:

  • Empadronamiento de los beneficiaros por el grupo de voluntarios samaritanos
  • Asamblea con todos los beneficiarios para dar a conocer los detalles del proyecto y organizar el lijado de las casas.
  • Taller práctico sobre cómo lijar las casas y limpieza de las paredes exteriores
  • Cada seis casas se han constituido en equipos de trabajo de tal manera que sea una ayuda para fortalecer las relaciones vecinales y la cooperación de unos con otros.

El lunes 2 de julio se iniciaron los trabajos de limpieza y lijado de las paredes exteriores, el presidente del barrio acompaña en todo el trabajo, él se encarga de avisar a los vecinos que les toca limpiar y lijar; está siendo muy satisfactorio que, casi la totalidad de los beneficiarios están cumpliendo con el trabajo. El técnico reparte cada día las lijas que se necesitan. Hemos construido escaleras para poder llegar a las zonas más altas de la vivienda, en algunas casas hay dificultad y peligro por la altura.

El pintor con su equipo comenzó a trabajar la segunda semana de julio, ya tenemos cuarenta y cinco casas pintadas. Lleva una buena marcha. Hemos tenido algunas dificultades por las lluvias, pero vamos avanzando.

El color de las viviendas es blanco ostra y bayo, el tipo de pintura es esmalte de buena calidad, es lo mejor para la selva por la lluvia y el fuerte sol.

Gracias en nombre de todos los beneficiarios y del grupo de voluntarios samaritanos, lo que más deseamos es que estas familias gocen de una mejor calidad de vida y ayuden a salvaguardar el ambiente ecológico en el que vivimos.

José Luis Coll

Adjuntamos algunas fotos del avance del proyecto:

Testimonio Samaritana – Zoila Peres Flores

Mi nombre es: ZOILA PERES FLORES
Es grato para mí poder expresar mi saludo y agradecimiento por la noble acción de usted y de los hermanos asociados de amigos para la misión franciscana de Ucayali realizan en bien de la localidad de Contamana.
En el grupo samaritano estoy desde su inicio en el año 2012, con la creciente del rio Ucayali; gracias al padre José Luis Coll, quien nos organizó como grupo en esta acción humanitaria en favor de los hermanos necesitados.
Le cuento hermano, que siempre apoye en diferentes actividades de la parroquia pues me da mucha satisfacción y reconforta saber que poniendo mi granito de arena, otros hermanos serán beneficiados.
En el grupo samaritano dirijo el taller de costura donde las mujeres que se inscriben no solo reciben capacitación formativa en la actividad de costura; sino que es un encuentro de amigas de los diferentes barrios donde cada una se va socializando con todo el grupo formando una familia solidaria.
Aporto mi tiempo participando en diferentes actividades que realiza el grupo samaritano con el fin de recaudar fondos para beneficios de los hermanos menos favorecidos.
Conocer más de cerca situaciones de hermanos agobiados y llevar ayuda me da satisfacción un sentimiento profundo del amor de Dios.
Quisiera, Dios mediante, que se creara un Albergue para ancianos o niños desamparados.
Me gustaría que el grupo samaritanos se integrara más y colaborara con desprendimientos. A Dios nuestro señor que nos regale fortaleza para seguir colaborando en la obra de bien de Dios.
A Ustedes hermanos, mi agradecimiento sincero por su colaboración y que nuestro Dios cuide siempre de todos.
Gracias.

Iniciado el proyecto “Pinto mi casa, pinto mi barrio”

Estimados amigos: paz y bien
Deciros que ya hemos iniciado el proyecto de “pinto mi casa, pinto mi barrio”
Tuvimos una asamblea con los moradores del barrio, revivimos los comienzos de construcción de las casas, había entusiasmo y el compromiso de colaborar.

El lunes se comenzó con el lijado de las casas, en equipos de seis. El maestro pintor les enseñó cómo hacerlo. Estoy asombrado por la colaboración de los moradores. Esta semana se ha lijado 33 casas. Este lunes, dia 9 de julio, iniciamos con el pintado de las casas.

Os mando algunas fotos.

Un abrazo. José Luis

Testimonio Samaritano – José Reynaldo

Amigos de la Asociación, soy José Reynaldo, probablemente el mayor de todos, pero estoy contagiado de aquella juventud que frecuenta el grupo. Respecto a mi permanencia, si mal no recuerdo, creo que soy uno de los “fundadores”, allá por esos tiempos de marzo del 2011, es decir, los 7 años que tiene el grupo Samaritano.

Por aquellos años, nuestra parroquia iniciaba una nueva era que marcó historia y me marcó fortaleciéndome como cristiano y encontrando una razón mayor para seguir apoyando, no de manera esporádica, sino de manera permanente. La iglesia necesitaba del apoyo de sus fieles. En ese entonces surgió un nuevo líder que organizó de tal manera que convocó a sus fieles a integrarse en diferentes grupos.

Uno de ellos y el primero en crearse fue el grupo Samaritano, grupo que marcó de cierta forma mi formación religiosa con mayor entrega y voluntad, entregando y dedicando el tiempo a familias y personas necesitadas en aquellos momentos de crisis, donde un sin número de familias eran despojadas de sus viviendas por la crecida del Rio Ucayali, dejándolas sin sustento alguno. Y tuvieron que salir de sus caseríos o pueblos, acudiendo a la ciudad capital de la provincia, Contamana, para ser albergados en diferentes instituciones educativas, donde recibían alimentos entre otras necesidades. Aparentemente la inundación no era lo más grave, el problema mayor fue la post-inundación. Se imaginarán momentos difíciles, para los pobladores campesinos, volviendo a empezar con el trabajo de la tierra y esperar la producción que tardó mucho tiempo.

Estas necesidades dejaron a muchas familias en pobreza extrema, siendo una de las primeras tareas del grupo Samaritano asistirlas. Posteriormente el grupo Samaritano continuó su trabajo fijándose en las familias desvalidas que son de bajos recursos en nuestra localidad y que hoy estamos atendiendo.
Dentro del grupo Samaritano soy un servidor como cualquier otro compañero que apoyo en las diferentes actividades dentro de la iglesia. Dentro del grupo me desempeño en la comisión de formador, como también en la responsabilidad de hacer llegar presentes a los adultos mayores y familias elegidas en época de navidad y otras fiestas. Dentro del grupo Samaritano pienso que, permaneciendo de manera regular, mi aporte es ser voluntario con vocación de servicio. Creo que más recibo de lo que aporto; porque recibo más bendiciones, sonrisas honestas de los beneficiados, rostros de agradecimiento y, sobre todo, la satisfacción de servir.

La vida sin horizonte, no tiene motivos. Es gratificante estar presente y compartir momentos con personas que no conoces y ver expresiones de agradecimiento, que nutren la razón de ser samaritano. El llegar a ser voluntario Samaritano me enseñó a ser solidario y consecuente.

En verdad falta mucho que recorrer. Necesitamos salir fuera del ámbito de la ciudad de Contamana para poder apoyar a más familias, sobre todo a niños, adolescentes y ancianos, que sufren de abandono.
Quiero terminar agradeciendo el interés que ponen en nosotros, la Asociación de Amigos para la Misión Franciscana Del Ucayali – Contamana, particularmente al Dr. Juan José, que tuve la dicha de estar cerca y viajar juntos en la Campaña Medica desarrollado en el 2011 por diferentes caseríos de nuestra vasta provincia de Ucayali. A los miembros de la asociación desearles muchos éxitos y para bienes en esta noble misión, que Dios los proteja y les colme de bendiciones y los conserve con buena salud.

Mencionando que mi deseo para el grupo de voluntarios samaritanos, nos mantengamos firmes en los principios y valores, que perdure en el tiempo y con mayor número de voluntarios.

José Reynaldo.

Testimonio Samaritana – Bella Margot

Mi nombre es Bella, soy profesora de la escuela especial CEBE San Francisco de Contamana desde hace más de veintitrés años. La escuela pertenece a la Misión Franciscana. Tengo sesenta y cinco años. Colaboro con la Parroquia con ilusión en todo lo que se necesita.

Pertenezco al grupo samaritano desde su fundación en el año 2011 a raíz de la inundación que causó el desbordamiento del río Ucayali, en la que muchas familias que vivían junto al rio se vieron afectadas, perdiendo viviendas, animales domésticos, cultivos… Estas familias llegaron a Contamana para encontrar refugio y fue por iniciativa de nuestro párroco José Luis Coll cuando nos unimos para reubicar a las familias en zonas altas y auxiliarlas en sus necesidades. Desde ese momento estoy en el grupo de samaritanos colaborando en todas las acciones que se organizan para socorrer y apoyar a los más necesitados.

Apoyo en todo lo que haga falta siempre con la dirección de nuestro párroco. Aporto mí tiempo y estoy disponible en todo lo que se solicita en bien de la gente más humilde. No tengo preferencias, estoy en donde más hace falta.

Me gustaría contar con un albergue para ancianos abandonados, un sueño a realizar.

Me gustaría que fuéramos un grupo de voluntarios grande y sólido, con ganas de trabajar para seguir apoyando a todos los que necesitan sin mirar condición, ni credo.

Les agradezco amigos de la misión su apoyo y su interés por conocernos, compartir experiencias y saber que existen personas solidarias en este mundo, que no estamos solos en este proyecto de ayudar a los que más lo necesitan.

Desde Contamana, un abrazo y que Dios me los bendiga, a ustedes amigos y a sus familias.

Un abrazo a todos los amigos de la misión.

Bella Margot

El grupo de Voluntarios Samaritanos. ¿Quienes somos?, ¿qué finalidad tiene?


Parroquia San Francisco de Asís de Contamana

FUNDAMENTO

El voluntario samaritano se inspira en la parábola del buen samaritano, narrada por Jesús, en donde nos ofrece las claves de nuestra acción voluntaria: movidos por entrañas de misericordia actuemos con eficacia ante las necesidades de nuestros hermanos más necesitados.

NUESTRA IDENTIDAD

  • ¿Quienes somos?

    Somos un grupo de personas voluntarias dispuestas a dar nuestro tiempo en favor de los demás, sin esperar nada a cambio.

  • ¿Para qué nació el grupo de samaritanos?

    Para servir y apoyar a nuestros hermanos más necesitados.

  • ¿Qué finalidad tiene?

    Dignificar la vida de las personas más pobres.
    Brindar apoyo integral. (psicológico, moral, bienestar…)
    Concienciar a la comunidad en el valor de la solidaridad
    Detectar las necesidades más urgentes, elaborar proyectos y trabajos mancomunados.

El voluntariado samaritano es la expresión de una fe adulta, que busca ir construyendo una civilización del amor, por caminos de solidaridad, sirviendo especialmente a las personas más necesitadas. Por ello, la gratuidad y la disponibilidad de los voluntarios debe responder como actitud de abrirse al otro y, también, como recepción de la actitud de servicio a los demás.

  • ¿Quiénes pueden ser voluntarios samaritanos? ¿Qué se necesita?

    Querer de verdad, voluntad decidida y comprometida
    Tener sensibilidad social: afectado por la pobreza y los pobres
    Entrañas de misericordia, movidos por la fe
    Responsables y perseverantes
    Regalar disponibilidad y tiempos a favor de los empobrecidos y necesitados
    Actitud de servicio ante los demás

 

A continuación, varios de sus miembros nos relatan sus experiencias en este grupo samaritano de la parroquia de Contamana.

Es grato y emocionante escuchar, sobre nuestro grupo parroquial voluntarios “SAMARITANOS” de Contamana, palabras de aliento que llegan desde muy lejos, desde el viejo continente; elogios que reconfortan y solidifican al grupo, particularmente a mi persona.
El grupo Samaritano, con sus aciertos y debilidades, está presente para cumplir un objetivo, el servir, servir a las personas desvalidas en salud, y en extrema pobreza, sin distinción de ideas, religión, etc.

Entrevista realizada a José Luis Coll por la agencia AVAN y publicada en la web del Arzobispado de Valencia.

El pasado día 19 de Enero de 2018 se publicó en la web del arzobispado de Valencia, una entrevista realizada a José Luis Coll. Os la copiamos a continuación.

 

Un misionero en el Amazonas peruano agradece la acogida del cardenal Cañizares a los vicariatos de la selva “que nos fortalece mucho”.
“La hemos sentido como la de un padre a sus hijos” tras asumir para Valencia su ayuda misionera.

VALENCIA, 19 ENE. (AVAN).- El franciscano valenciano José Luis Coll, misionero desde hace siete años en Contamana, en la Amazonía peruana, ha agradecido al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares “su acogida y ayuda, como la de un padre con sus hijos”, en referencia a la decisión del Arzobispo de asumir para la diócesis la ayuda misionera a los vicariatos apostólicos de San José del Amazonas y de Requena.

El misionero, natural de Ontinyent y de 65 años, ha destacado el “interés entusiasmado” que ha demostrado el Cardenal, con quien se reunió en Valencia, por emprender este compromiso misionero en los vicariatos apostólicos, donde se integra Contamana, “enviando sacerdotes y religiosos a puestos de misión donde hacen falta”.

“La acogida que hemos sentido por parte del Arzobispo es fundamental porque en la soledad que sufrimos los misioneros, en ese aislamiento en la selva, nos fortalece mucho saber que hay muchas personas de buen corazón que nos tienen presentes”, ha comentado el franciscano, que se encuentra estos días en Valencia.

Continuar leyendo “Entrevista realizada a José Luis Coll por la agencia AVAN y publicada en la web del Arzobispado de Valencia.”